El águila y la liebre.pdf

El águila y la liebre PDF

none

El águila y la liebre creían que lo sabían todo sobre sí mismas. El águila creía que lo mejor era volar y observar el mundo desde el aire, desde la distancia. La liebre pensaba que no había nada mejor que apreciar las cosas hasta el más mínimo detalle, a ras de suelo. Pero un día se conocieron y las cosas cambiaron para siempre: el águila quiso vivir como la liebre y la liebre como el águila.

Y que, según yo pienso, Para los dioses no es muy buen incienso. Carga con ella, vuela, y atrevido Pone su bola en el sagrado nido. Júpiter, que se vio con tal basura, Al punto sacudió su vestidura, Haciendo, al arrojar la albondiguilla, Con la bola y los huevos su tortilla. Del trágico suceso noticiosa, Arrepentida el Águila y …

1.19 MB Tamaño del archivo
9788467567892 ISBN
El águila y la liebre.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.hardeyresources.com.au o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un escarabajo, suplicándole que la salvara. Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga. Pero el águila, despreciando la insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia. Repuesta el águila de sus alas, alzó vuelo y apresó a una liebre para llevársela en agradecimiento a su liberador. La vio una zorra y maliciosamente la mal aconsejaba diciéndole: -No le lleves la liebre al que te liberó, sino al que te capturó; pues el que te liberó ya es bueno sin más estímulo.

avatar
Mattio Mazios

18/05/2017 El águila creía que lo mejor era volar y observar el mundo desde el aire, desde la distancia. La liebre pensaba que no había nada mejor que apreciar las cosas hasta el más mínimo detalle, a ras de suelo. Pero un día se conocieron y las cosas cambiaron para siempre: el águila quiso vivir como la liebre y la liebre como el águila.

avatar
Noe Schulzzo

Repuesta el águila de sus alas, alzó vuelo y apresó a una liebre para llevársela en agradecimiento a su liberador. La vio una zorra y maliciosamente la mal ... 4 Nov 2013 ... El águila y el escarabajo Estaba una liebre siendo perseguida por un á guila, y vié ndose perdida pidió ayuda a un escarabajo, suplicá ndole ...

avatar
Jason Statham

Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un escarabajo, suplicándole que le salvara. Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga. Pero el águila, despreciando la insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia.

avatar
Jessica Kolhmann

Una liebre estaba escapando ya que era perseguida por un águila, llego a un punto sin escapatoria y viéndose perdida, pidió la ayuda a un escarabajo que estaba por ahí, el escarabajo. El escarabajo tratando de ayudar a la liebre , le pidió al águila que perdonara a su amiga, pero el águila no hizo caso de la súplica del escarabajo por su insignificancia, devorando a la liebre en ... Y ese silbo en el fino oído de la liebre la inquieta tanto que, de un salto, se cobija bajo una gran piedra. Ciega de hambre, el águila dirige el rumbo hacía ella, y demasiado tarde se da cuenta de que no puede frenar a tiempo de evitar la dura roca. ¡Vaya batacazo! El águila se sienta porque los pies no la sostienen apenas.